En nuestro día a día en la oficina tenemos muchas pequeñas “paradas” que nos ayudan a superar el día con positivismo y energía: desayunos, coffee breaks a media mañana, picoteos o aperitivos… Pero de todos esos pequeños momentos de break, yo siempre he sido muy partidaria de las meriendas.

En ese momento de la tarde en el que el día empieza a pesar y el estómago se queja otra vez, no hay nada más bienvenido que una buena merienda. ¡Y aún más si tiene la misma pinta que la que organizamos con Un Bizcocho para Teo para The Body Shop!

Bizcochos caseros, sandwiches, cookies, brownies… ¡qué delicia! ¿Coincidís conmigo en que deberíamos merendar más a menudo? 😜

¿A qué esperas? Pide tu merienda en FUDEAT.