Cena de compañeros de vida

Estas fechas son agotadoras pero son fechas que hacen mucha ilusión porque permite juntar a amigos, compañeros del trabajo o de clase y familias. Es un tetris organizarse la agenda para poder asistir a todos los eventos y celebraciones. Como todo en esta vida se necesitan dos cosas: tiempo y un organizador: ¿Qué haríamos sin esa persona que nos persigue para coordinar a tanta gente?

 

Siempre le “odiamos” cuando se pone pero luego siempre se lo agradecemos. Este tipo de gente aporta mucho por el bien común permitiendo las relaciones del grupo perdurar en el tiempo.

 

En está ocasión nos decantamos por Velázquez 17. Un espacio que permitía al grupo tener un reservado sin ser molestados. Disfrutar de la noche en compañía regado con buenos vinos y comida tradicional.

 

Cena de compañeros de vida

 

A la hora de organizar comida para tantos es mejor no jugársela. Lo bueno de la gastronomía española es que es súper variada y nunca nadie se cansa. Unas buenas croquetas, tortilla y jamón ibérico son platos que nunca fallan. Hay reinvenciones, presentaciones súper creativas pero el sabor perdura.
Nos cuentan que estuvieron hasta las 2:00 de la mañana y que luego siguieron la noche en una discoteca hasta muy tarde o temprano por la mañana. ¡Qué gusto da servir a gente tan disfrutona!