Cuando el teletrabajo es imposible, algunos empleados tienen que acudir sí o sí a las oficinas para desempeñar sus funciones. Gracias a las nuevas tecnologías y la flexibilidad facilitada por las empresas, son los que menos pero no por ello han de ser puestos en un segundo plano. Por ello, aunque acudan a los centros y siempre encuentren sitio donde aparcar o apenas haya gente en el metro o en el autobus, no haya tumultos de gente en los accesos y los edificios estén prácticamente vacíos, es imprescindible hacerles saber que no están solos.

Una de las fórmulas que están llevando a cabo algunos de nuestros clientes y que nos parecen elogiables es facilitarle a esos empleados la hora de la comida ahora que están cerrados los comedores por no cumplir los mínimos y los restaurantes por ley. Para estas empresas creamos cantinas virtuales de lunchboxes con los siguientes beneficios:

  1. Cero compromiso. Tener una cantina virtual no supone “casarse” para toda la vida con Fudeat. Somos flexibles por lo que este servicio podría pararse en el momento en el que se restableciese la normalidad en la empresa, volviese a activarse el comedor o simplemente ya no se considerase necesario.
  2. Sin pedido mínimo de personas. El servicio de lunchboxes puede hacerse desde una persona hasta lo que necesite la empresa. Contamos con distintos caterings colaboradores con experiencia en este formato desde hace años, predispuestos a adaptarse a las distintas realidades de cada empresa.
  3. Comida casera y saludable. Primero, segundo y postre con dos opciones a elegir de cada, bebida a elegir y pan. Se trata de menús equilibrados y muy variados que cambian todas las semanas. El packaging es apto para microondas.
  4. Nominativos e individuales, extremando las medidas de higiene. Cada lunchbox es 100% individual y nominativo. Se deja en una zona para que cada empleado lo coja cuando considere siempre extremando las medidas de higiene y teniendo en cuenta las recomendaciones e indicaciones del Ministerio de Sanidad tanto en el obrador/cocina como durante la entrega donde se evita todo contacto.
  5. Plataforma a medida y pedidos online. El empleado es quien realiza el pedido en una plataforma exclusiva para la compañía, una cantina virtual en la que poder elegir sus preferencias de primero, segundo, postre y bebida. Todo queda registrado para que las personas responsables de Compras, Servicios Generales, Facilities u Office Managers puedan hacer un análisis del servicio y la evolución.
  6. Atención al Cliente 24/7. Facilitamos un número de teléfono para dudas acerca de los platos, adaptar algunas referencias u ofrecer altenativas para alérgicos o intolerantes al gluten, a la lactosa, veganos…También para pedidos de última hora.
  7. En constante mejora. Al día siguiente del servicio, el usuario recibe una encuesta para evaluar la calidad de la comida, precio, puntualidad. Un ejemplo: el pan le parecía pequeño a algunos usuarios pues a los dos días teníamos otra tipología.
  8. Facilidad de pago. Tu empresa, tus reglas. Si quieres que la mitad lo pague el trabajador, si quieres pagar por ticket restaurante (Sodexo, Diners, Edenred, Cheque Gourmet). Lo ponemos muy fácil.

Si te gusta esta idea, entra en fudeat.com o escribe a pedidos@fudeat.com y te asesoraremos.