Un bizcocho de ensueño para Teo nos demuestra cada día que no necesariamente hay que hacer grandes cenas o banquetes para que la presentación sea espectacular.

En este caso, para Mutua Madrileña, ofrecieron un desayuno de ensueño presentado con flores, jarras de zumo etiquetadas, bizcocho cortado en tablas de madera… ¡daba hasta pena comérselo!

Además de la magnífica presentación, destacó la calidad de los productos. Los sándwiches frescos, los bizcochos esponjosos, la bollería recién horneada. No podemos calificarlo de otra manera que como un desayuno de ensueño.

ensueño