Para este evento, nos pusimos batas blancas y gafas de laboratorio y nos adentramos en una aventura científica de la mano de El Laurel.

Mcann (Momentum WW) me pidió ayuda para un evento que organizaba a Colgate, su cliente final. Buscaban un catering tematizado con motivo tecnológico para encajar con el ambiente y El Laurel puso toda su creatividad sobre la mesa para llevar a cabo un cocktail realmente impresionante.

¿Os parece imposible? ¿Cómo mezclar tecnología y comida? El Laurel nos lo demostró y yo os dejo algunas fotos para que lo veáis con vuestros propios ojos: