Fudeat te acompaña en Navidad

Diciembre, es el mes de los sagitarios, es el mes de los repartidores,el mes del ying y el yang que siempre viene acompañado de adornos navideños, una gran cantidad de comida y bebida, y la tan esperada fiesta de Navidad de las empresas.

Estas fiestas deberían ser obligatorias; es increíble el poder motivacional que tienen en la cultura latina y son un premio al trabajo bien hecho a lo largo del año. Son una excelente ocasión para divertirse con compañeros de trabajo, pero ojo porque muchos se olvidan fácilmente de este detalle.

En este caso uno de nuestros clientes más importantes decidió premiarnos por el trabajo bien hecho a lo largo del año confiando en Fudeat para la gestión, coordinación y organización de su fiesta de navidad. Una fiesta para unas 270 personas que supone un reto divertido: reto porque al final hay muchos detalles que hay que cerrar y divertido porque siempre uno se lo pasa bien pensando que es su fiesta.

En este caso es muy importante la relación con el cliente: una comunicación fluida, flexible y sobre todo con ganas de hacer las cosas bien es un “must”. Por ello, reservamos el espacio antes de verano lo que permitió a nuestro cliente ahorrarse un 40%. Y es que ya lo dicen nuestros clientes: “Gracias a Fudeat ahorramos tiempo y dinero: solo tiene ventajas”.

Florida Park

El espacio elegido fue Florida Park, un sitio con mucha historia y que fue un emblema de la movida madrileña, fue dónde Lola Flores perdió un pendiente y la gente lo sigue buscando. Este espacio tiene un encanto especial por su ubicación y acceso, y más aún si cabe en invierno. Las luces tenues del Parque del Retiro le dan un aspecto bucólico que otros espacios de la capital no lo consiguen.

Fudeat te acompaña en Navidad

El evento no dejó a nadie indiferente: empezó a la 20:30 con la recepción de los invitados y una copa de bienvenida. A continuación se sivió un cocktail amenizado por éxitos de los 70´s y 80´s muy bien pinchado por DJ Jaimote que consiguió que más de uno se lanzará a bailar con los canapés en la mano. Para romper el ritmo entre cocktail y el comienzo de la barra libre tuvimos el privilegio de contratar un grupo de música que estuvo tocando durante más de una hora éxitos musicales de nuestro país lo que permitió una explosión de júbilo creando lo que antes era una fiesta de navidad de compañeros de trabajo en una fiesta de amigos; y es el que espacio invita a soñar y recordar aquellos años locos de conciertos y festivales.

El evento terminó a las 2:00am, que para ser un jueves, es una hora límite…Te das cuenta que el evento ha salido de diez cuando más del 25% de los asistentes decidieron seguir bailando después de demostrar durante todo el concierto no estar sordo de pies.