Mayor peso de las reuniones telemáticas, pero sin dejar de lado las presenciales.

La apuesta por los caterings sostenibles y aquellos que cubren distintas sensibilidades marcarán la tendencia.

El 23 de abril (3 días antes que el resto del mundo), España celebra el Día de la Secretaria. Una jornada que sirve para rendir homenaje a esas profesionales que, gracias a su dedicación y entrega, se convierten en piezas imprescindibles del engranaje que supone una empresa. En ocasiones llegando a ser la mano derecha de presidentes, CEOs y directores. Las secretarias tienen en sus manos la responsabilidad de que todo funcione perfectamente, coordinando y gestionando agendas, reuniones o facturación.

Fudeat quiere rendir homenaje a esta profesión reuniendo a algunas de ellas para hablar sobre el futuro de los  eventos y del catering corporativo tras la situación que estamos viviendo, cómo ven ellas el desarrollo de su profesión cuando recuperemos la relativa calma.

Acostumbradas a gestionar sus relaciones de manera telemática, debido a las agendas y viajes, son quizás quienes mejor se han adaptado a esta nueva situación laboral que estamos viviendo. Yolanda Álvarez, de Topsecretaria afirma que el nuevo reto es “ayudar al resto de la organización a trabajar de manera eficaz a distancia”, tal y como ellas suelen hacer. Una situación a la que no todo el mundo está acostumbrado, pero según Esther Carretero, directora de Anécdotas de Secretarias “ya no hay excusas para no aprender a utilizar herramientas digitales”, por lo que esta situación ha obligado a pisar el acelerador en cuanto a desarrollo del teletrabajo.

El futuro de las reuniones y eventos de empresa.

Aunque según Esther Carretero “aún es pronto para aventurar cómo serán los eventos en unos meses”, uno de los aspectos que más incertidumbre provoca es precisamente qué pasos hay que dar en este sentido. Según sus palabras, “quizás cambien algunas normas del protocolo empresarial.”. La distancia social y el miedo pueden marcar una nueva forma de reunirse como “por ejemplo en la disposición de las mesas y distribución de asientos”.

Para Anna M. Hueto, Chairman de IMA (International Management Assistants), “este confinamiento ha quitado el miedo al teletrabajo, demostrando que es posible, por lo que las reuniones rutinarias se organizarán más a menudo de forma remota”. Pero esto no quiere decir que dejemos de organizar congresos presenciales o grandes reuniones de grupo.

Claudia Londoño, Presidenta de ASPM (Asociación del Secretariado Profesional de Madrid) considera que, en un medio largo plazo “las reuniones telemáticas servirán como preparatorias de las grandes reuniones presenciales”, y es que como Anna M. Hueto explica “somos sociales por naturaleza, por lo que pasado un tiempo, se reanudará la actividad y la necesidad de encontrarnos en persona. Aunque ahora es posible que sumemos experiencias online que los complementen”.

El catering debe adaptarse a la nueva realidad.

Independientemente de la nueva realidad en las empresas a la que el catering deberá adaptarse, especialmente a la reducción del número medio de comensales, lo que se identifica como imprescindible es una tendencia que se venía reflejando anteriormente a esta crisis sanitaria: “El catering debe ser variado y cubrir todas las necesidades alimenticias” afirma Yolanda Álvarez, a la vez que Anna M. Hueto es más específica; “hay que tener en cuenta variables como alergias, intolerancias, creencias religiosas (halal o kosher), o diferentes prácticas o estilos de vida (veganismo, vegetarianismo…)”.

La sostenibilidad es otra de las grandes tendencias, con menaje sostenible o reutilizable, productos de kilómetro cero o comercio justo, ya que como Anna M. Hueto afirma: “la tendencia por la sostenibilidad o los denominados green events se suma a las apuestas por una experiencia única, lo que llamamos wow events”. En esta misma línea, Esther Carretero afirma que “las tendencias que más éxito tienen son aquellas que apuestan por presentaciones originales (foodtrucks o carritos) o que tengan elementos personalizados (con los colores corporativos etc.).

Otro de los retos que Yolanda Álvarez plantea es la posibilidad de que “los caterings flexibilicen mucho más las opciones, y que permitan crear experiencias gastronómicas que ayuden a la creación de sensación de pertenencia, comunidad”.

Fudeat, como marketplace especializado en catering y que cuenta con algunos de los mejores de Madrid y Barcelona, ofrece un amplio abanico de posibilidades para facilitar ese trabajo a las secretarias, permitiendo elegir el más adecuado y ofreciendo un servicio de consultoria y apoyo constante para realizar el evento perfecto.