No hay cosa que nos guste más que los clientes que se atreven a innovar en sus eventos corporativos, a darle un toque diferente, a ser originales pese a encontrarse en un ambiente serio de trabajo. Como nosotros, ellos saben que la gastronomía puede ser, sin duda, su gran aliado para hacer que los asistentes se encuentren en un ambiente agradable, del que no se quieran ir y así conseguir el networking tan deseado tras presentaciones y actos.

Todos vamos con prisas pero si el catering lo merece, los invitados tienden a quedarse más tiempo antes de salir disparados a su siguiente compromiso.

Eso mismo ocurrió esta semana en las oficinas de una importante empresa española. Reunían a los representantes de marcas muy relevantes del sector y tras una mañana de charlas, eran invitados a comer un suculento cocktail servido por El Laurel.

Para hacerlo más atractivo quisieron contar con una impresionante mesa de quesos y embutidos de El Bucarito, una de las últimas incorporaciones a Fudeat.

Una forma de sorprender a los invitados con una gran mesa gourmet decorada y repleta de suculentos quesos con diferentes texturas y sabores, tanto de leche cruda como pasteurizada,  embutidos ibéricos elaborados de forma artesanal y una gran variedad de picos y tostas de Panificadora San Antonio, empresa familiar del mismo grupo empresarial.

¿Qué os parece esta idea? ¡A nosotros nos encanta!