Ahora sí que sí, podemos decir que FUDEAT ha viajado por el mundo. Y no solo en formato showcooking virtual para una actividad de equipo, sino que también en formato Cajas regalo gourmet tanto para clientes como para los propios empleados de la empresa. Suiza, Uruguay, Qatar, Kuwait, Emiratos Árabes, Maldivas, Islas Mauricio…

Y es que en Fudeat no podemos decir que no a nada, nos pueden las ganas de enfrentarnos a nuevos retos y de facilitarle la vida a nuestros clientes y estas pasadas navidades no demuestran lo contrario:

Como se suele decir, una imagen (o ejemplo) valen más que mil palabras y es por eso que queremos contaros un par de acciones con dos clientes, uno de ellos con el que trabajamos recurrentemente y otro, un cliente nuevo que tenía una necesidad específica que su propio proveedor este año no podía cubrir por la situación y recurrieron a Fudeat para enviar unas Cajas regalo gourmet.

El primero de ellos fue un showcooking organizado con todo el equipo como evento de navidad. Como todo sabéis, este año las navidades han sido un tanto diferentes y por indicaciones del gobierno para la seguridad de todos, los eventos presenciales se han convertido en virtuales. Muchas empresas han optado por este formato y el objetivo principal de todas ellas ha sido que el evento virtual fuese dinámico y participativo.

La idea que le ofrecimos a nuestro cliente fue organizar un taller de cocina con todo el equipo como cierre de su evento de navidad virtual, donde Gonzalo Sedeño, Chef y Propietario de uno de nuestros catering de Madrid, El Lebrillo, junto con una persona de Fudeat, dirigieron y moderaron a 47 participantes durante una hora y media de cocinado de dos recetas:

  • Un plato principal: Lasaña de berenjena vegetariana
  • Un postre: Bizcocho rápido de chocolate con mashmellows

Todos los participantes el mismo día del evento recibieron una caja de El Lebrillo con todos los ingredientes necesarios para realizar las dos recetas, incluyendo la receta en sí y un detalle nominativo que la empresa quería incluir dentro de la caja como regalo a todos sus empleados.

Y os preguntaréis. ¿dónde está la internacionalidad de este evento? Pues bien, de los 47 participantes, 44 eran de España, 1 estaba en Portugal, 1 en Uruguay y otro en Suiza. Para los participantes que estaban en España y Portugal, la caja con producto perecedero la recibieron el mismo día del evento, pero… ¿cómo enviábamos dos cajas fuera de la península con producto perecedero arriesgándonos a que el producto no llegase en perfecto estado? Cadenas de frío, larga distancia de transporte…

Para evitar una situación que pusiese en riesgo el servicio, decidimos desde Fudeat contactar con dos de los mejores supermercados de Suiza y de Uruguay y realizar una compra online con todos los ingredientes necesarios para la receta, pudiendo entregar el mismo día del evento a la hora establecida, ¡Así asegurábamos un producto de calidad que llegase en perfectas condiciones para el día del evento!

La segunda acción navideña fue para una empresa farmacéutica internacional. Como empresa internacional, querían realizar una acción con 90 de sus mejores clientes para felicitarles la navidad y enviarles unas Cajas regalo gourmet con productos típicos navideños de España. 40 de las cajas se enviaban dentro de Europa, pero las 50 restantes iban a países que están fuera de la comunidad europea.

La principal preocupación de la clienta fue la organización logística ya que los envíos internacionales requieren mucho tiempo de organización. Algo que en Fudeat llevamos por bandera es intentar que nuestros clientes inviertan el mínimo de tiempo a la hora de organizar un evento, cuéntanos tu necesidad y nosotros nos encargamos de todo.

Buscamos un producto no perecedero para asegurar que las Cajas regalo gourmet llegasen en perfectas condiciones al destino, pero a la vez necesitábamos enviar un producto artesano, típico navideño y que gustase a todo el mundo. Para ello contamos con Madame Plató, uno de nuestros catering especializados en personalizar al 100% las cajas regalo gourmet según las necesidades de cada cliente. Finalmente optamos por una caja con: Un turrón artesano, un mazapán de los mejores obradores de Toledo y unas chatitas (un dulce típico de Madrid que se consume en navidad), todos productos con una larga vida de conservación ya que 50 de las cajas iban a países como: Kuwait, Islas Mauricio, Qatar, Maldivas…etc.

Gracias a la gran previsión y a la anticipación del equipo de Fudeat, todos las cajas llegaron a tiempo y en perfectas condiciones. Además, tenemos entendido que fueron todo un éxito ;).

Y es que en Fudeat no se nos resiste nada, ante situaciones extraordinarias, siempre… soluciones.