Mice In The Cloud es una plataforma de reservas online de espacios para eventos. Expertos en el sector, nos pidieron escribir un artículo sobre las últimas tendencias del catering, como elemento fundamental para la organización de eventos. A continuación, os dejo el artículo escrito por nuestra Marketing Manager:

El catering, un sector a la caza de las últimas tendencias

En los últimos años, hemos visto cómo el sector de la gastronomía ha sufrido un boom. Las calles se han llenado de nuevos restaurantes, las casas reciben a diario comida a domicilio y en los eventos se dan sorprendentes puestas en escena de catering. En pocas palabras, el mundo foodie no deja de crecer y es recibido con los brazos abiertos por la sociedad.

En los últimos años, hemos visto cómo el sector de la gastronomía ha sufrido un boom. Las calles se han llenado de nuevos restaurantes, las casas reciben a diario comida a domicilio y en los eventos se dan sorprendentes puestas en escena de catering. En pocas palabras, el mundo foodie no deja de crecer y es recibido con los brazos abiertos por la sociedad.

Pero dentro de este entorno foodie, a su vez, hay todo un mundo de tendencias que obligan a todos sus participantes a adaptarse a las cambiantes demandas del consumidor. Uno de los sectores que se ve afectado por la fluctuación de la demanda “gastro” es, sin duda, el sector del catering.

El incremento del interés por lo gastronómico ha hecho que aparezcan nuevos negocios de catering obligando a los “de toda la vida” a reinventarse y buscar otras formas de sorprender a sus clientes. Además, el catering ha dejado de reducirse a las ocasiones BBC (bodas, bautizos y comuniones) para ser más común e incluso económico, oportunidad que han sabido aprovechar caterings más pequeños donde la personalización, el ingenio y la atención al detalle han sido las claves del éxito. Cumpleaños, cena de amigos, merienda de niños… cualquier excusa es buena para contratar un catering.

La comida saludable, un nuevo factor

Por otro lado, el consumidor es cada vez más exigente y tiene, desde hace unos años, una nueva preocupación que afecta directamente al sector del catering: la salud. Esto hace que lo que busque ya no se resuma en tres adjetivos, sino en cuatro: bueno, bonito, barato y healthy. De esta manera, el catering se ve obligado a actualizar su oferta incluyendo opciones alternativas y ya no solo en cuanto a calorías sino en cuanto al origen del producto. Cada vez son más los caterings que ofrecen productos ecológicos o alimentos denominados superfoods como son las semillas chia, la quinoa o las bayas de goji, entre muchas otras. Además, por si no fuera poco, hay un incremento general de intolerancias y alergias alimenticias al que el catering se tiene que adaptar.

En línea con lo anterior, hay otra preocupación global que no se puede pasar por alto: el medioambiente. En el mundo del catering, el cliente busca buenas prácticas en todo el servicio: la comida, con productos ecológicos que no hayan sido alterados químicamente y políticas contra el desperdicio de comida, además del reciclaje de toda la basura que genera en los eventos. También le importa el transporte, con furgonetas y camiones con cero emisiones y el menaje desechable prefiere que sea de materiales reciclados, reciclables o compostables. El plástico empieza a ser un problema. Estos factores hacen que el catering tenga que adaptar todo su servicio al cuidado medioambiental que demanda su cliente.

En definitiva, ya sea por la nueva competencia, la salud en la alimentación o el cuidado al medioambiente, el catering es un sector muy sensible a las nuevas tendencias que van surgiendo en el mercado y está preparado para asumir estos retos: no sólo para diferenciarse de su competencia sino para estar a la cabeza del mundo foodie en España.